EMBARAZO Y SALUD ORAL

El embarazo es un período especial en el que hay que tener cuidados extras en la salud oral. En esta época, la mujer debe tener mayor conciencia en sus hábitos de higiene oral, alimentación y cuidado dental profesional. Estas medidas ayudarán a prevenir problemas orales durante el embarazo y a determinar la salud general y dental del recién nacido.

Higiene Oral

Durante el embarazo, hay una mayor necesidad de tener una buena higiene oral, ya que el embarazo puede agravar algunos problemas orales debido al cambio hormonal que se da en la mujer.

Caries Dental

Muchas personas creen que es normal que por cada embarazo se pierda un diente; esto es totalmente falso. Las caries dentales son el resultado del ataque repetitivo de ácidos en el esmalte dentario, no por los embarazos. El proceso de caries empieza con la placa dental, la invisible y pegajosa capa de bacterias nocivas que constantemente se forma sobre los dientes. Estas bacterias utilizan carbohidratos fermentables — azúcar y almidón– para producir ácidos. Para prevenir esto, es conveniente cepillarse los dientes con pasta   fluorada y utilizar hilo dental después de cada alimento, para remover la placa bacteriana.
La falta de higiene puede causar irritación de la encía haciéndola lucir roja, sensible y sangrante.   Esta condición es conocida como gingivitis que es muy común que se presente durante el embarazo debido al aumento de los niveles hormonales. Este aumento hormonal ocasiona la reacción exagerada de la encía a los irritantes contenidos en la placa dental. Aún con este aumento hormonal se puede prevenir la gingivitis del embarazo manteniendo los dientes limpios, especialmente cerca de la unión del diente con la encía.  El cepillado, el uso del hilo dental diariamente y la alimentación balanceada, ayudará a mantener los dientes y las encías saludables.

Nutrición

Una dieta balanceada por parte de la madre es esencial para el buen desarrollo del niño antes de que nazca. Los dientes del bebé empiezan a formarse entre el tercer y sexto mes de embarazo; una dieta que contenga cantidades apropiadas de vitaminas A, C y D, proteínas, calcio y fósforo, proveerá nutrientes adecuados para el desarrollo de dientes sanos.

Existe el mito infundado de que la mujer pierde un diente por cada embarazo. El calcio que un bebé en desarrollo necesita, proviene de la dieta de la madre, no de sus dientes. Una ingesta adecuada de productos lácteos, que son la principal fuente de calcio, o de suplementos recetados por su ginecólogo, aseguran que la madre mantenga un nivel apropiado de calcio.

Las mujeres embarazadas pueden sentir deseos de comer mas frecuentemente entre comidas. A pesar de que esto es normal, no debemos olvidar que multiplicar las comidas puede aumentar el riesgo de caries y enfermedad periodontal si no se tiene la higiene adecuada. Los alimentos suaves, pegajosos y dulces son dañinos para su salud dental; las nueces, queso, vegetales crudos, mantequilla de maní, yogurt, gelatinas y goma de mascar sin azúcar son opciones más saludables. De cualquier forma, la persona indicada para darle consejos sobre su diente es su odontólogo, así que no dude en discutir sus inquietudes con él.

Cuidado Dental Profesional

Como parte de su historia clínica, informe a su dentista sobre su embarazo, cambios de salud, medicamentos o cualquier información que le haya dado su ginecólogo. Esto ayudará a determinar el mejor momento para su tratamiento o la necesidad de modificarlo. Los procedimientos dentales pueden hacerse sin riesgo alguno durante el embarazo, pero se deben tratar de evitar ciertos tratamientos durante los tres primeros meses. Si tiene historia de abortos, pérdida prematura o alguna otra condición médica, puede ser que su dentista sugiera posponer el tratamiento.   Si siente mucha ansiedad o nerviosismo comuníqueselo al doctor. Durante sus últimos meses de embarazo, puede darse la   situación de que sentarse en el sillón   dental por largos períodos de tiempo le resulte incómodo. Además si usted tiene historia de partos prematuros, deberá evitar recibir tratamiento durante ésta época. El mejor momento para el tratamiento   dental durante su embarazo es entre su cuarto y sexto mes de gestación.

Medicamentos

Durante y después de su tratamiento dental puede ser necesario el uso de anestésicos y medicamentos. Sólo se utilizarán aquellas sustancias que han probado no tener efectos adversos para el bebé. Su dentista consultará con su ginecólogo para determinar los medicamentos que se le pueden administrar durante su embarazo.

Rayos X Las radiografías son herramientas de diagnóstico necesarias para detectar procesos de caries y otros problemas orales. Sólo deberán tomarse las radiografías necesarias. La cantidad de radiación producida por un aparato de rayos X dental es muy poca y el rayo está limitado a una pequeña zona de su cara. Se recomendará el uso de un delantal de plomo al   momento de tomar la radiografía para disminuir los efectos que pudiera causar la radiación.

 

Este artículo es un aporte de:

Hospital Pediátrico San Fernando,
Piso 9 Consultorio 7
Teléfono: (507)229-6938
E-mail: [email protected]

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario