Microabrasión de Esmalte Dentario

Frecuentemente en nuestra consulta observamos que los dientes permanentes de los niños salen con coloraciones blanquecinas o chocolatosas, lo que trae mucha preocupación a los padres y a los mismos niños, pues muchas veces son víctimas de burlas y comentarios por parte de sus amigos y compañeros de escuela.

Los dientes pueden tener diferentes pigmentaciones por muchas causas; algunas se dan durante el desarrollo del diente como en los casos de dentinogénesis imperfecta, o por la ingesta de medicamentos como las tetraciclinas. En ocasiones son producto de traumas o infecciones alrededor del diente, fiebres altas o enfermedades crónicas prolongadas en la niñez. Algunas veces pueden ser extrínsecas adquiridas por la ingesta de ciertos alimentos.

Estas manchas o decoloraciones del esmalte, aunque sean intrísecas, generalmente se sitúan y se limitan únicamente a las capas superficiales del diente.

La microabrasión de esmalte es una técnica no traumática, y conservadora que consiste en producir una erosión y una abrasión microscópica en el esmalte utilizando un compuesto que consiste de un ácido y una pasta abrasiva, para dejar una superficie de esmalte sano, eliminando así los diferentes tonos blanquecinos y las coloraciones chocolatosas superficiales.

Con la microabrasión de esmalte se pueden mejorar las manchas de fluorosis leves, hipoplasias superficiales y manchas blancas.

Algunas veces cuando además de las manchas se presentan defectos socavados en el esmalte, podemos hacer una microabrasión para eliminar las manchas y luego colocar una restauración de resina que corrija el defecto socavado del diente.

Antes de comenzar el tratamiento hay que aislar los dientes para evitar lastimar la encía. Pasamos una fresa de diamante extrafino de alta velocidad y posteriormente se procede a aplicar el compuesto, sobre los dientes utilizando la pieza de baja revolución y una copa de hule especial, parecida a las utilizadas durante las profilaxis dentales. Se realizan varias aplicaciones y se repite el procedimiento hasta conseguir los cambios deseados en el esmalte. Por último se coloca flúor y se advierte al paciente sobre los cuidados que debe tener.

Conclusiones

Actualmente a todos nos preocupa nuestra apariencia personal, y los niños no escapan de esta realidad. La microabrasión dental es una opción que tenemos en el consultorio dental para mejorar la apariencia de los dientes permanentes manchados y podemos realizarla sólo en los dientes anteriores si aún tenemos dentición mixta.

Es una solución indolora, rápida y efectiva para que los niños exhiban una linda sonrisa!

 

Este artículo es un aporte de:

Hospital Pediátrico San Fernando,
Piso 9 Consultorio 7
Teléfono: (507)229-6938
E-mail: [email protected]

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario